Tel. 960 10 53 73 – 963 52 38 32 // info@clinicanyr.com

Los principales factores desencadenantes de la migraña

La migraña es un trastorno neurológico que afecta aproximadamente entre un 12% y un 15% de la población. El número de mujeres que padecen de migraña supera con creces el de los hombres; de hecho, aproximadamente tres de cada cuatro personas que tienen migraña son mujeres.

La migraña puede causar un dolor de cabeza crónico capaz de persistir durante horas o incluso días. Algunos episodios de migraña pueden estar precedidos o acompañados por síntomas visuales como destellos de luz (aura), manchas negras u hormigueo en las piernas y los brazos. Muy a menudo puede provocar también nausea, vómito y extrema sensibilidad a la luz y al ruido.

Aunque no exista una cura definitiva para la migraña, un correcto tratamiento combinado con un estilo de vida más saludable, pueden ayudar a reducir la frecuencia y la intensidad de los ataques.

Aunque no se conozcan exactamente los factores que desencadenan el dolor de cabeza, los principales podrían ser:

  • Variaciones hormonales: cambios en los niveles de estrógeno pueden causar dolores de cabeza. Muchas de las mujeres que padecen migraña, afirman sufrir dolores de cabeza dos días antes o unos tres días después del inicio de la menstruación, justo cuando se produce una disminución repentina de los estrógenos. Otras mujeres pueden en cambio sufrir episodios de migraña durante el embarazo o la menopausia.
  • El estrés: el estrés puede provocar la aparición de migraña, así como la ansiedad, la excitación, etc. En algunos pacientes el dolor surge con la desaparición de la fuente que ha provocado el estrés.
  • Luces brillantes o intermitentes: como podría ser la luz del sol o la iluminación fuerte de un local.
  • Olores fuertes (como el olor a humo)
  • Ruidos fuertes y sonidos
  • Trastornos del sueño: el insomnio o el sueño excesivo pueden desencadenar ataques de migraña en algunos pacientes. El jet lag también puede tener el mismo efecto.
  • Factores físicos: como esfuerzos físicos intensos. Algunos pacientes en cambio, obtienen alivio gracias a una práctica moderada y regular de actividad física.
  • Fármacos: algunos medicamentos como por ejemplo la píldora anticonceptiva, pueden empeorar el dolor.
  • Sustancias estupefacientes: como la cocaína o incluso el síndrome de abstinencia, pueden causar ataques.
  • Hambre: la migraña puede también aparecer cuando nos saltamos una comida o comemos demasiado rápido.
  • Deshidratación
  • Alimentos: algunos tipos de migrañas podrían estar provocados por determinados alimentos, como el alcohol, los quesos curados, el chocolate, la cafeína, alimentos salados o elaborados, etc.
  • Cambios climáticos: un cambio del clima o de la presión atmosférica puede favorecer la aparición de migraña, pero también factores ambientales como un cambio de altitud, humedad alta, etc.

El objetivo de Clínica NYR es ante todo identificar los factores desencadenantes de los ataques de migraña para sucesivamente poder encontrar el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Si queréis más información sobre síntomas y tratamientos de la migraña, no os perdáis nuestras próximas publicaciones.