Tel. 960 10 53 73 // info@clinicanyr.com

Señales de alarma del ictus

En el post de hoy, os vamos a hablar de un tema muy serio como lo es, la enfermedad cerebrovascular llamada ictus y de cómo detectar esas banderas rojas que te dicen que tienes que llamar a emergencias enseguida.

Antes de hablar de cómo detectar los síntomas primero, debemos saber que es un ictus. El término ictus viene del latín y significa golpe por lo tanto un ictus ocurre, cuando el flujo sanguíneo de una parte del cerebro es interrumpido de forma brusca (ictus isquémico – infarto cerebral) o cuando se produce una rotura de una vena o arteria cerebral (ictus hemorrágico – hemorragia cerebral). Cuando esto ocurre la sangre no llega de forma adecuada y por lo tanto gran parte del cerebro se puede ver afectada y provocar daños permanentes es por eso que es tan importante saber detectar los síntomas e ir al médico de inmediato ya que si se detecta a tiempo se podrá reaccionar.

Los primeros síntomas comienzan a mostrarse unos 10 segundos después de, que el riego sanguíneo del cerebro se vea afectado y existen tres claros síntomas.

  1. Dificultad a la hora de hablar: cuando el flujo sanguíneo se ve interrumpido es posible que se produzcan dificultades a la hora de expresarse e incluso de entender a los demás. Pues si notas que alguien está teniendo este síntoma lo que debes hacer es pedirle que diga una frase más o menos sencilla como hoy es viernes y si no la pudiese pronunciar podría ser una señal de que en ese momento está teniendo un ictus.
  2. La boca torcida: cualquier tipo de pérdida de sensibilidad en uno de los lados de la cara podría ser un claro síntoma del ictus. Es decir, si ves que la persona no puede sonreír bien, si tiene la boca torcida o si el afectado siente una especie de hormigueo / cosquilleo en el rostro, la pierna o el brazo del lado afectado deberás buscar ayuda de inmediato.
  3. Problemas de movimiento o pérdida de fuerza en los brazos: si tiene una sensación de debilidad, entumecimiento o hay una clara pérdida de fuerza en uno de los lados del cuerpo se le deberá pedir, que intente levantar los brazos si este no pudiese o uno de los brazos cayese desplomado esto sería una bandera roja. Esto se debe a que esta enfermedad afecta directamente al cerebro y el cerebro es él manda las órdenes para que se activen los músculos. Por lo tanto, si este se viese afectado los músculos también.

Estas son las 3 banderas rojas principales a la hora de poder detectar un ictus, pero existen otros síntomas que también pueden aparecer y que pueden ser señales de un ictus. El problema con estos signos es que son menos claros en comparación con los otros tres ya que estos se podrían confundir con otras dolencias. Entre ellos están:

  1. Dolor de cabeza muy fuerte y repentino: si sufre de un dolor de cabeza muy intenso, sin ningún tipo de causa y tiene náuseas, vómitos o somnolencia llame a emergencias.
  2. Alteración en la visión: que el afectado vea borroso, doble o que incluso pierda la visión de uno o de los dos ojos durante un momento. Si esto ocurre no dude en llamar a una clínica especializada.
  3. Cambios en los otros sentidos: un ictus también puede hacer que los otros sentidos el gusto, el olfato o el oído y el tacto se vean afectados de forma temporal. En el caso del tacto es frecuente sentir un cierto hormigueo.
  4. Desequilibrio y mareo: es normal que el afectado tenga dificultades para caminar, para coordinar movimientos, que sienta mareos, o que incluso se desequilibre con facilidad. Si algo de esto ocurriese deberá pedir ayuda lo antes posible.
  5. Fallos en la memoria: si pierde la memoria de manera repentina y esta pérdida va acompañada de una gran confusión mental llame a emergencias de inmediato.

Finalmente, estos son los síntomas que podrían ayudarte a detectar un ictus a tiempo ya que los primeros momentos son cruciales para que no haya secuelas. Pero, en el caso, de que tenga algún familiar o amigo que haya sufrido un ictus no dude en llamarnos e informarse porque ofrecemos un gran programa de rehabilitación neuronal para intentar reducir al máximo los daños sufridos.

Estad atentos a los próximos post porque hablaremos de las causas.