Tel. 960 10 53 73 – 963 52 38 32 // info@clinicanyr.com

Terapia de Estimulación Cognitiva - Centro de Día

Se ofrece el servicio de Centro de Día y el programa de Envejecimiento Activo a nuestros pacientes, para aquellas personas que presenten algún tipo de enfermedad neurodegenerativa (Alzheimer, Parkinson y otras demencias), así como para aquellas personas que deseen recibir entrenamiento cognitivo y físico preventivo, durante el proceso de envejecimiento.

Envejecimiento Activo:

Enfoque de tratamiento:

  • Deterioro Cognitivo Leve
  • Demencia en estadio inicial (leve)
  • Demencia en estadio más avanzado y crónico (moderada)

Enfoque preventivo:

  • Alteraciones de memoria asociadas a la edad.
  • Quejas subjetivas de memoria.

La Terapia de Estimulación Cognitiva en Clínica NYR se incluye dentro del programa de Envejecimiento Activo, en el que participan un equipo de profesionales que trabajan de forma transdisciplinar. El programa de Envejecimiento Activo se ocupa de estimular la cognición (funciones cognitivas), las emociones y el cuerpo (fisioterapia), de forma individualizada y atendiendo a las necesidades de cada persona.

La Terapia de Estimulación Cognitiva consiste en un conjunto de técnicas y estrategias cuyo objetivo es optimizar las funciones cognitivas (atención, percepción, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas, praxias, gnosias etc.…).

La estimulación cognitiva, como terapia no farmacológica, trata de potenciar aquellas capacidades y habilidades mentales que se encuentran todavía preservadas, a través de programas estructurados de entrenamiento. Se basa en los mecanismos de neuroplasticidad cerebral, y en el conocimiento actual que la plasticidad neural se mantiene en la edad adulta.

Conoce a nuestro equipo de Centro de Día – Programa Envejecimiento Activo:

Dr. Alfredo Gil Rodrigo, Neurólogo

María Gómez Orts, Fisioterapeuta

Cecilia Blasco Clemente, Neuropsicóloga Clínica – Psicóloga clínica

Samuel Pacheco Rubio, Neuropsicólogo

Cristina García, Logopeda

Método de trabajo Centro de Día

Método de trabajo y abordaje NYR

El enfoque de trabajo del equipo y abordaje del paciente es transdisciplinar, integral (cognitivo, emocional y físico) así como participativo e integrativo (paciente, familia y profesional). Transdisciplinar significa que abarca varias disciplinas de forma transversal y que su ámbito de acción es superior a cada una de ellas, está sobre todas ellas.

El equipo de trabajo está formado por un Neurólogo, una Logopeda, dos Fisioterapeutas y dos neuropsicólogos.

Realizamos una evaluación inicial del paciente, por parte de los profesionales que se requiera, según las necesidades de éste (neuropsicólogo, logopeda y fisioterapeuta). El neurólogo es el especialista de referencia inicial para el paciente y el que valora y deriva a Centro de Día.  El neurólogo prescribe el tratamiento farmacológico conveniente en cada caso.

Nos planteamos objetivos de trabajo con cada paciente de forma individualizada.

Se ofrece la posibilidad al paciente de probar una sesión antes de iniciar la intervención para poder decidir con convicción.

Ofrecemos la modalidad de intervención individual y grupal (grupos reducidos y homogéneos). Las sesiones de intervención y los talleres tienen una duración entre 45-60 minutos.

Proporcionamos pautas e indicaciones a los familiares y cuidadores, tanto al inicio como a lo largo del proceso de intervención. La familia tiene un papel activo fundamental. Puede asistir a alguna sesión de forma puntual si lo desea.

Se realizan charlas y talleres informativos y formativos de interés para familiares, tanto de pacientes de centro de día como de familiares interesados externos al centro.

Horarios de atención Centro de Día – Programa Envejecimiento Activo: los pacientes pueden acudir de lunes a viernes por las mañanas de 9h a 14h, y de lunes a jueves por las tardes de 15:30h a 20h.

Contacta con Cecilia Blasco Clemente, es la profesional que te explicará los servicios ofrecidos, te facilitará el presupuesto mensual y te enseñará las instalaciones de la Clínica NYR.

Puedes pedir cita haciendo clic aquí.

Bases de la Terapia de Estimulación Cognitiva

¿Qué es la plasticidad y la reserva cerebrales?

La plasticidad cerebral o neuroplasticidad, es la capacidad del sistema nervioso, o cerebro, para adaptarse a nuevas situaciones y restablecer su equilibrio después de una lesión cerebral. El cerebro humano contiene billones de conexiones neurales, llamadas sinapsis. Los patrones de actividad sináptica regulan todas nuestras actividades cognitivas y emocionales. Las sinapsis que persisten en el tiempo son aquellas que se activan de forma regular.

Los mecanismos de plasticidad neural permiten al cerebro cambiar su estructura y su funcionamiento, y a las neuronas, realizar un proceso de regeneración, tanto funcional como anatómico, mediante el establecimiento de nuevas conexiones sinápticas. El objetivo de la estimulación cognitiva es el aumento en el número y consolidación de estas conexiones, para obtener una mejora en el funcionamiento cerebral en términos de rapidez y eficacia de la transmisión de información.

Las tres formas más destacadas de neuroplasticidad son: la plasticidad sináptica, la plasticidad funcional compensatoria y la neurogénesis.

La reserva cerebral es la capacidad que tiene el cerebro para afrontar y sobreponerse e las lesiones, para tolerar cierta cantidad de lesión cerebral sin que aparezcan síntomas cognitivos y conductuales.

La reserva cerebral aumenta si se encuentran presentes ciertos factores protectores, que contribuyen a disminuir el proceso de envejecimiento neuronal y el posible deterioro cognitivo:

  1. No tener antecedentes familiares de demencia o deterior cognitivo.
  2. Llevar una dieta saludable.
  3. Realizar ejercicio físico regularmente.
  4. La educación, el nivel cultural y las actividades laborales que tienen mayor demanda cognitiva.
  5. Llevar un estilo de vida saludable con actividad social, mental y física.
  6. Las relaciones sociales y un clima familiar sano.

Funciones Cognitivas Estimuladas en la Terapia de Estimulación Cognitiva

¿Qué son las funciones cognitivas?

Las funciones cognitivas son aquellas capacidades mentales que permiten al ser humano llevar a cabo cualquier tipo de tarea. Nos facilitan tener un papel activo en procesos como la recepción, selección, almacenamiento, elaboración y recuperación de la información. Estas habilidades y capacidades nos permiten adaptarnos y desenvolvernos en el mundo en que vivimos.

¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

Comentamos a continuación las funciones cognitivas más significativas en el ser humano.

Funciones Cognitivas

Orientación: es la capacidad de ser consciente de uno mismo y del contexto en que nos encontramos.  Ser conscientes a nivel personal (identidad e historia personal), temporal (información relacionada con el día, mes, año, hora y estaciones) y espacial (saber dónde uno vive y donde uno se encuentra).

Atención: es la capacidad de generar, seleccionar, dirigir y mantener un nivel de activación adecuado para procesar la información relevante. Hace referencia a la capacidad de observación y de mantenernos alerta, que nos permite tomar conciencia de lo que ocurre en nuestro entorno. Podemos distinguir diferentes capacidades o tipos de atención (atención sostenida, atención selectiva, alternante, dividida, velocidad de procesamiento y heminegligencia).

Memoria: es la capacidad para codificar, registrar, almacenar y recuperar, de manera efectiva, información aprendida o sobre una experiencia vivida.

Lenguaje: capacidad del ser humano para desarrollar procesos de simbolización relativos a la codificación y decodificación de información. El lenguaje nos permite comunicarnos de forma oral y escrita, comprender, razonar y compartir ideas y pensamientos.

Gnosias: capacidad para reconocer información previamente aprendida a través de los sentidos. Hay gnosias para cada uno de los canales sensitivos y gnosias que combinan diferentes canales también (visuales, auditivas, táctiles, olfativas, gustativas, del esquema corporal…)

Praxias: capacidad que tenemos para realizar movimientos voluntarios, intencionados y organizados para llevar a cabo un plan o alcanzar un objetivo. Son habilidades motoras adquiridas. Existen gnosias ideomotoras, ideatorias, faciales y visoconstructivas.

Funciones ejecutivas: son actividades mentales complejas necesarias para planificar, organizar, guiar, revisar, regularizar y evaluar el comportamiento necesario para adaptarse eficazmente al entorno y para alcanzar metas (Bauermeister, 2008). Pertenecen a las funciones ejecutivas los siguientes procesos: la planificación, el razonamiento, la memoria de trabajo, la inhibición, la flexibilidad, la toma de decisiones, la ejecución dual o el branching (multitarea).

Habilidades visoespaciales: capacidad para representar, analizar y manipular objetos mentalmente (relación y visualización espaciales).

Cognición Social: son un conjunto de procesos donde interviene tanto la cognición como la emoción. A través de estos procesos interpretamos, analizamos, recordamos y empleamos la información sobre el mundo social. Se refieren a la forma en que pensamos acerca de nosotros mismos y de los demás.  A través de la cognición social evaluamos las relaciones sociales, las formas de comportamiento propias y las de los demás, y además dotamos de significado y sentido a esta información.

Noticias

El cuidado de enfermos de Alzheimer en verano

___

Porque es importante beber agua a diario

___

Niños con TDAH, ¿cómo tiene que actuar la familia?

___