¿Puede la obesidad influir en el desarrollo de los trastornos neurológicos?

El 12 de noviembre se conmemora el día mundial de la obesidad. Esta enfermedad crónica y tratable se da cuando hay un exceso de tejido adiposo, es decir, grasa, repartido por el cuerpo. Sabemos que la obesidad se considera una de las principales preocupaciones de salud pública en todo el mundo. Afecta a niños, adolescentes y adultos. Ahora bien, ¿la obesidad puede causar enfermedades neurológicas? Si se padece un trastorno neurológico, ¿podría la obesidad empeorar dicha condición? Algunas de estas preguntas están siendo respondidas por la neurología, en investigaciones en las que se trabaja conjuntamente con otras áreas de la medicina y de la biología.

¿Qué enfermedades neurológicas puede provocar la obesidad?

La obesidad es un fenómeno multifactorial y, además, se considera que el aumento de la masa grasa afecta negativamente a la salud. Esto quiere decir que la obesidad se ha asociado con el desarrollo de uno o más trastornos o enfermedades adicionales. De hecho, un número importante de investigaciones ofrecen evidencia científica sólida que identifica la obesidad como un factor de riesgo importante para la aparición y progresión de varios trastornos neurológicos. Por ejemplo, la concentración elevada de colesterol y triglicéridos (la dislipidemia) inducida por la obesidad, los problemas metabólicos y la inflamación se atribuyen al desarrollo de múltiples efectos que detectan los neurólogos sobre el Sistema Nervioso Central (SNC, formado por cerebro y médula espinal). Los estudios sugieren que las enfermedades neurológicas como el Parkinson o el Alzheimer podrían iniciarse por varios cambios metabólicos que vienen causados por la obesidad y están directamente relacionados con el daño en el cerebro. Dichos cambios metabólicos podrían alterar las neuronas, provocar la muerte neural, por lo que afectarían a la fisiología normal del cerebro.

¿Cómo abordaríamos el problema?

En primer lugar, ante un caso de obesidad combinada con un trastorno neurológico, resulta clave obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuado por parte de especialistas: tanto en endocrinología como en neurología. Los estudios están revelando que una intervención dietética, junto con ejercicio físico variado podría relacionarse con una mejora en el metabolismo y el efecto que este tiene sobre las neuronas. Esta se considera una estrategia no invasiva muy efectiva para contrarrestar los trastornos cognitivos y las enfermedades neurológicas.

Aquellos que luchen con su peso y sufran enfermedades neurológicas, deben saber que las últimas décadas se han logrado hitos importantes en el desarrollo de varios alimentos funcionales y regímenes dietéticos para reducir estas amenazas. Lo fundamental es consultar con especialistas para que apliquen terapias, acciones preventivas y dietas adecuadas. Finalmente, ante la amenaza de otras enfermedades relacionadas con la obesidad o ante problemas neurológicos, conviene incorporar una serie de cambios en el estilo de vida mucho más saludable.

2 comentarios en “¿Puede la obesidad influir en el desarrollo de los trastornos neurológicos?”

    • Buenos días,

      La obesidad podría inducir un síndrome de apnea del sueño que es lo que primero que habría que descartar. También se puede asociar a hipertensión.
      Habría que valorarlo. Le recomiendo que coja cita con un neurólogo.

      Un saludo.

      Dr. Alfredo Gil Rodrigo
      Neurólogo

      Responder

Deja un comentario