¿Qué es un geriatra?

Los geriatras son médicos de atención primaria que tienen una formación adicional para tratar a los adultos mayores, especialmente a partir de los 65 años.

Las personas de esa edad suelen tener problemas de salud múltiples y complejos y necesitan atención especializada. Los médicos geriatras tienen la formación y la experiencia necesarias para tratar estos problemas.

¿Qué enfermadades trata un geriatra?

En concreto, se concentran en las siguientes áreas que suelen afectar en mayor medida a los más mayores:

  • Artritis
  • Alzheimer
  • Problemas de equilibrio
  • Cáncer
  • Demencia
  • Diabetes
  • Depresión
  • Fragilidad
  • Enfermedades del corazón
  • Incontinencia
  • Insomnio
  • Osteoporosis

Los geriatras también prestan más atención que otros especialistas a la calidad de vida general y a los objetivos de los pacientes. Sus consultas suelen ser más largas porque se toman el tiempo y la atención necesarios para abordar todos y cada uno de los problemas que pueda tener. También es probable que recojan más información, como el estilo de vida, la familia y otras preguntas relacionadas para entender todas las circunstancias que rodean a un paciente.

¿Cómo atender a los más mayores?

Generalmente, los geriatras clasifican cinco áreas principales sobre cómo estructurar la atención a los adultos mayores:

  • Movilidad: Identificar los problemas de movilidad y comprender las causas de las caídas y cómo prevenirlas.
  • Medicación: Gestionar la ingesta de medicamentos, especialmente cuando la persona está tomando múltiples medicamentos.
  • Mente: Comprender lo que ocurre con la mente en lo que respecta a la salud cognitiva, afectiva y conductual.
  • Multicomplejidad: Manejar las enfermedades complejas o crónicas que afectan a los adultos mayores.
  • Lo más importante: Ayudar a los pacientes a enfrentarse a los cuidados paliativos y al final de la vida.

Razones para acudir al geriatra

  • Tiene múltiples o complejas condiciones médicas
  • Maneja múltiples medicamentos
  • Empieza a sentir síntomas de enfermedades asociadas al envejecimiento como la demencia, la incontinencia o la osteoporosis

Deja un comentario