¿Dolor de cabeza por cervicales o por estrés?

En muchas ocasiones los pacientes relacionan el dolor de cabeza con las vértebras cervicales. En la mayoría de esos casos, el dolor es una consecuencia del estrés, pues éste nos puede generar cefaleas tensionales, cervicalgias y/o migrañas.

En las consultas, una de las preguntas que más me repiten los pacientes es si pueden tener dolor de cabeza por alguna patología en las vértebras cervicales. Y, en la mayoría de los casos, no es así. Hay un ejemplo muy claro y muy fácil de ver: ¿Quiénes son los que peor tienen las vértebras cervicales? Los ancianos. Los ancianos sufren de artrosis cervical por el paso del tiempo, la mayoría cuenta con una columna cervical muy deteriorada con protusiones, hernias y artrosis y, sin embargo, son el grupo de población que menos dolores de cabeza tienen. Para mi, esta es la explicación más simple para que la gente comprenda que no por tener un problema en la columna cervical te va a doler la cabeza.

Suele ocurrir que el dolor cervical y de cabeza se presentan juntos porque para ambos una causa muy frecuente es el estrés. El estrés puede generar contracturas a nivel cervical y/o cefaleas tensional o migrañas. La cefalea tensional y la migraña son los dolores de cabeza más frecuentes. Ambas son de tipo primario, es decir, no están causadas por ninguna lesión o causa identificable, por lo tanto, no se pueden diagnosticar mediante ninguna prueba. Se trata de un diagnóstico clínico, por sus síntomas y características.

Por una parte, la cefalea tensional se llama así porque está generada por tensión psíquica, es decir, estrés, preocupaciones, agotamiento psíquico, etc. La cefalea tensional se distingue porque es un dolor de cabeza que se suele acompañar de dolor de cuello. Es de cualidad opresiva, se localiza, como ya hemos comentado, en la zona occipito-cervical o en la frente bilateral (como una diadema) suele aumentar conforme avanza el día. Cede con el sueño, descanso o incluso con la actividad deportiva que permite «desestresarnos». Este dolor mejora con relajantes musculares, técnicas de relajación y medidas de alivio del estrés o la tensión psíquica.

Por otra parte, como hemos comentado, están las migrañas. Es importante destacar que, la migraña, tiene más causas además del estrés. Las migrañas pueden empezar en la región occipital, y pueden ser también hemicraneales (localizadas en un lado de la cabeza). O también, pueden ser frontales (uni o bilaterales). Se pueden acompañar de náuseas y vómitos, molestia de luz y ruidos. Además, suelen empeorar con la actividad física. También pueden producir sensación de mareo, motivo por el cual, los pacientes piensan que su dolor de cabeza viene por una alteración en la columna cervical.

Por tanto, el dolor de cabeza que muchas veces pensamos que tiene como origen las vértebras cervicales, realmente, está muchas veces provocado por el estrés, y éste también genera cefaleas tensionales o migrañas. El estrés, por su parte, puede derivar de múltiples factores: preocupaciones, ansiedad, miedos, exceso de trabajo, insomnio mantenido o falta de descanso, etc. Es un estado en el que el cuerpo se mantiene en estado de alerta, en el que hay una excesiva secreción de adrenalina (la hormona que nos prepara para la huida).

Alfredo Gil Rodrigo

Neurólogo y responsable del área médica de la Clínica NYR

Otros artículos que te pueden interesar:

Deja un comentario